Doctora Verónica Mericq, premio a la Investigación Médica de la Academia Chilena de Medicina

Image

La distinción le fue otorgada durante la sesión realizada el 6 de diciembre de 2017; su trayectoria fue reseñada por el doctor Vicente Valdivieso, académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El encuentro fue encabezado por el presidente de la Academia Chilena de Medicina, y en la ocasión el doctor Valdivieso resaltó la excelencia demostrada por la doctora Mericq desde los inicios de su carrera, puesto que obtuvo el premio “Colegio Médico de Chile” como la mejor egresada de todas las promociones de Medicina tituladas en 1988.

Así, dio a conocer que la homenajeada realizó sus estudios de especialidad en nuestro plantel y su formación de endocrinología pediátrica en el Instituto de Investigaciones Materno Infantil, Idimi, donde trabaja hasta la actualidad. En 1996 fue invitada por el National Institute of Health, en el que estuvo por dos años investigando en el área de endocrinología del desarrollo.

Ha publicado más de 140 trabajos, el 70% de ellos en el extranjero y 91 en revistas ISI; además, ha escrito capítulos para siete libros, siempre en su línea de desarrollo, “pero las investigaciones de mayor trascendencia e impacto internacional están en el ámbito de los riesgos metabólicos a largo plazo en niños nacidos prematuros o pequeños para su edad gestacional”. En referencia a este tema, el doctor Valdivieso dio a conocer estudios del doctor David Barkes, de la Universidad de Southampton, quien en 1989 relacionó mayor mortalidad por enfermedades crónicas del tipo cardiovascular con un ambiente intrauterino o infantil adverso por desnutrición. “La doctora Mericq y su equipo decidieron que esta sería su línea de investigación y la iniciaron con un complejo protocolo comparando el metabolismo de la glucosa y la resistencia a la insulina en 55 niños pequeños para su edad gestacional, con un grupo control nacido con peso normal, todos los cuales siguieron al año, dos y tres años de edad. Los resultados fueron publicados en la revista Diabetología el 2005 e incluidos en el libro del año de Endocrinología Pediátrica, demostrando que los niños con bajo peso para su edad gestacional desarrollaban una resistencia a la insulina cuyos niveles plasmáticos iban en aumento con una velocidad significativamente proporcional a la de su ganancia de peso”. Por ello, culminó, “los niños que nacen con estas condiciones requieren de un cuidadoso seguimiento, porque las medidas para corregir su impacto metabólico pueden ser muy eficaces y reducir los riesgos de obesidad, diabetes, hipertensión arterial y síndrome metabólico en la vida adulta”.

Males evitables

Posteriormente la doctora Mericq agradeció a la Academia Chilena de Medicina esta distinción, así como el apoyo recibido por su equipo de investigación. “Uno en la vida no hace las cosas por el reconocimiento, y esto fue una sorpresa; he tenido muchas oportunidades y las he tomado todas. He sido bendecida por una familia espectacular, lo que me ha permitido desarrollar mi carrera, que me ha motivado mucho, estoy enamorada de lo que hago. La investigación creo que es la parte que más me gusta, y he tenido la oportunidad de desarrollarla gracias al Idimi, donde cada uno de nosotros tiene tiempo protegido para poder avanzar con nuestras tareas académicas”. De su contribución científica, destaca el demostrar “que en el primer año de vida, el rápido crecimiento de los niños que nacieron prematuros o pequeños para la edad gestacional, es el que los marca para después. Por eso que como pediatras tenemos que educar a las futuras generaciones para que estén alertas, de manera que tomen las medidas para poder evitar este daño”.

Comunicaciones de Facultad de Medicina de la Universidad de Chile