Director de EUNACOM apuesta a la creación de nuevo modelo de producción de preguntas para rendir examen

Image
El doctor Beltrán Mena planteó el tema durante una sesión de la Academia Chilena de Medicina donde fue invitado a exponer. 

Una serie de desafíos que apuntan a entregar mayor certeza de que quienes rindan el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (EUNACOM) efectivamente posean las competencias necesarias para atender un paciente, anunció el doctor Beltrán Mena, director y encargado del examen, siendo una de los principales propuestas –que está en etapa de consulta-  la creación de un nuevo modelo de producción de preguntas, en razón que desde que se puso en marcha el test -en 2003- no se ha logrado mejorar la proporción de preguntas adecuadas.

En el proceso 2011, de 569 preguntas enviadas por las 18 facultades de Medicina adscritas a la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH) fueron rechazadas 263 por causas formales y luego otras 114 en base a sus contenidos. Quedaron –finalmente- 192 preguntas disponibles para construir un examen de 180.

“Las preguntas que finalmente quedan seleccionadas están bien, pero se eliminan muchas por el camino. La proporción de las que están buenas es muy baja. Por lo tanto, lo que me preocupa es la baja eficiencia del sistema. Recibimos cien preguntas y sólo seleccionamos treinta”, precisa el Dr. Mena.

Registro de especialistasA juicio del docente la razón de dicha eliminación está dada por la atomización en la fabricación de las preguntas. “En la medida que se siga atomizando el proceso y cada especialista haga una pregunta al año es difícil que aprenda. Hay que apostar a un modelo distinto, con grupos de especialistas más acotados, a los cuales se les pueda  entrenar en la elaboración de preguntas. Esa es la forma de romper esta barrera de eficiencia que no hemos superado en muchos años”, afirma.

Asegura que si bien los dos comités que participan en el proceso operan muy bien, están apostando a mejorar el grupo de especialistas asesores y el grupo de autores anónimos de preguntas de cada escuela, que también está muy atomizado. “Por lo tanto el mejor camino es generar un registro de especialistas con estándares de alta calidad, transparente y por concursos abiertos”, precisa.

Otro de los desafíos mencionados ayer por el Dr. Mena durante la sesión de la Academia Chilena de Medicina, fue realizar un estudio de factibilidad de incorporar un examen práctico estandarizado, la revisión de los puntajes de corte y la elaboración de preguntas más complejas.

“Hay muchas mejoras que se le pueden hacer al examen. La más importante es hacer más complejas las preguntas. Medir y evaluar algo más complejo que la simple memoria o el aprendizaje de ciertos esquemas de respuestas. Para eso necesitamos rediseñar la "máquina" que elabora las preguntas”, sostiene.

Por primera vez el test incluirá imágenes para que a partir de ellos los examinados puedan hacer diagnósticos y proponer tratamientos. 

Respecto de las críticas que ha recibido el examen de parte de federaciones de estudiantes de Medicina en relación a que EUNACOM no mide los conocimientos de los egresados, respondió que ha participado en muchas conversaciones con estudiantes y que interpreta distinto tales planteamientos.

“No critican el actual examen teórico, lo que critican es la falta de un examen práctico en el sentido que aportaría una evaluación más completa. Eso es verdad, pero creo que ese aporte extra está sobreestimado. Creo que podría mejorar, por aventurar un valor, en un 20% la precisión de nuestra evaluación, pero nadie se refiere a los costos, que son muy altos. También hay críticas por el lado del financiamiento y otros aspectos, pero no hay desconfianza en la calidad del procedimiento. Nosotros pretendemos medir conocimientos teóricos de los egresados y sobre eso no hay criticas”, precisó.

Resultados 2011. En la oportunidad, el Dr. Mena recordó que de los 1.293 médicos recién titulados en Chile que rindieron el examen en diciembre pasado reprobó el 2,9%, lo que aumenta a 4.9% si se consideran los repitentes. En tanto, el 78,8% de los médicos titulados en el extranjero no aprobó la medición exigida para acceder a becas de especialidades, atender a pacientes por FONASA o ejercer en el sistema público.

De los 477 titulados en el exterior que rindieron el test, 376 lo reprobaron, un tercio de los reprobados corresponde a profesionales titulados en Cuba. El promedio de los médicos titulados en el extranjero fue de 39.39 puntos, que se compara con 74,05 puntos de los titulados en Chile.

Se espera que en el proceso de 2012 rindan el examen aproximadamente 1.500 médicos titulados en Chile y unos 2000 en total.